No le quites el diccionario a un oriental, por favor.

La formación de palabras en el léxico español, un problema para los nativos de lenguas analíticas.

Los términos que voy a usar a lo largo de esta página serán: Lenguas analíticas (o aislantes) y lenguas sintéticas. Para más información dejo estos dos links políticamente incorrectos:

http://es.wikipedia.org/wiki/Lengua_anal%C3%ADtica; http://es.wikipedia.org/wiki/Lengua_sint%C3%A9tica

Este artículo viene motivado tras una clase de DELE B1 en la cual una estudiante de Shangai, me preguntó qué significaban las palabras autocrítica y desinteresado (ambas estaban en un texto). Yo le pregunté si sabía qué significaban las palabras crítica e interés y me contestó que sí. “Entonces, le contesté  yo, puedes deducirlo”. Y ella me dijo que no.

Desde un muy vago conocimiento de la formación de palabras en la lengua china, voy a intentar dar una explicación a por qué los estudiantes chinos se acompañan de sus diccionarios a lo largo de todo su aprendizaje de ELE (desde A1 hasta C2). Los motivos van cambiando, pero la necesidad del diccionario continúa hasta el final.

De una forma muy esquemática (posteriormente se desarrollará) vamos a clasificar los usos del diccionario por parte de los estudiantes chinos en los diferentes niveles de aprendizaje de ELE:

  1. De A1 a A2: desconocimiento del vocabulario.

  2. De B1 a C2: desconocimiento de la composición y derivación (prefijación, sufijación, etc.) del vocabulario español.

  3. De A1 a B2: entienden que toda lengua se basa en el vocabulario, no en su sistema verbal.

Del punto 1 y del punto 3 no me voy a ocupar en esta página de blog, quizás más adelante.

En cambio, el segundo punto sí que me parece interesante porque, precisamente, la enseñanza de la prefijación, sufijación y composición, esto es, los procesos de formación de palabras en español es algo que no está en muchos de los syllabus de ELE, entre otras cosas, tales como el artículo, la acentuación, la puntuación… Esto sucede, en parte, porque nuestros estudiantes tienen lenguas maternas procedentes de distintas familias lingüísticas.

Sin embargo, ahora que muchos de nuestros estudiantes son chinos, sí que comienza a ser problemático el hecho de que no sean capaces de deducir que el verbo, por ejemplo, deshacer tiene relación con el verbo hacer. Para un estudiante chino, deshacer es una palabra y hacer es otra totalmente distinta y, consecuentemente, debe memorizar ambas.

Es cierto que desde el nivel A1 enseñamos a nuestros estudiantes la flexión verbal, pero nunca la flexión o derivación nominal o adjetival. Por ello, ¿cómo un estudiante cuya lengua sea analítica va a poder descifrar o intuir el significado de familias de palabras, tales como: digno, dignidad, indignar, dignarse, dignatario, dignificar?

Así que una vez más, sumamos una diferencia que dificulta o ralentiza el aprendizaje de ELE para los estudiantes chinos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s