El pretérito anterior

Este tiempo significa anterioridad inmediata a una acción pasada respecto del momento del habla, por lo cual va normalment introducido por cuando, apenas, así que, después que, en seguida que, no bien, tan pronto como o expresiones análogas: Cuando hubo amanecido, salí. Dado que el pretérito y el ante-co-pretérito precedidos de una conjunción que exprese inmediatez o de un contexto que la indique presentan el mismo significado que la construcción con el ante-pretérito, vale decir, el de «anterioridad inmediata», la diferencia de valor temporal existente entre las formas se neutraliza en dicho conexto. El empleo sinonímico de los tres tiempos resulta por tanto posible en los siguientes ejemplos:

  1. Luego que (hubo amanecido/había amanecido/amaneció), salí.

  2. Cuando terminó (hubo terminado/había terminado) su obra miró de nuevo el cuerpo y creyó enloquecer de pasión.

  3. Guardaron silencio, mientras él liaba el porro. Cuando le hubo prendido (prendió/había prendido) fuego se lo pasó a la mujer.

A consecuencia de la referida neutralización y de su valor tan especializado, el ante-pretérito ha desaparecido prácticamente de la lengua hablada, refugiándose en la lengua escrita, especialmente en la literaria. No obstante, incluso en la lengua literaria, el uso del ante-pretérito carece de vitalidad.

Gramática descriptiva de la lengua española, pág. 2.951

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s